CLICK HERE TO SEE THIS REVIEW IN ENGLISH

Después de más de una década como víctima de la industria del sexo comercial, Annie Lobert comparte no sólo su historia de redención, sino los de otras personas involucradas en el tráfico sexual.

Annie Lobert no era tan diferente de la mayoría de las niñas. Ella creció en una pequeña ciudad y tenía luchas comunes con los amigos, la escuela, y los chicos. Su casa estaba llena de confusión, y, como ocurre con demasiada frecuencia, fue abusada sexualmente por un amigo de la familia. Ella conocía la angustia, pero no el amor.

Tristemente, la historia de Annie no es infrecuente. Los jóvenes están tropezando en los brazos del mundo que espera de la industria del sexo. El tráfico sexual humano y su participación en la industria del sexo -ya sea por elección, la fuerza o la coacción- es un mundo triste, lleno de sueños rotos.

Hookers for Jesus, es un ministerio sin fines de lucro que fue fundado por Annie para hacer frente a los efectos nocivos de la prostitución y el tráfico sexual. Su misión es la de rescatar, dar esperanza, curar y ayudar a los que han sido afectados negativamente por el tráfico sexual y la industria del entretenimiento para adultos.

opinion

Estoy muy impresionada por la historia de Annie.

Desde la primera página, la vida de Annie es muy impactante, y con el pasar de las páginas, su historia se hace cada vez más desgarradora y conmovedora.

Annie narra su pasado de una manera tan honesta y sencilla que hace que uno realmente sienta lo que ella sintió durante el transcurso de su vida. Ella también explica algunos términos y frases de la industria sexual, además de horrores que personalmente jamás imaginé.

Muchas veces creemos que las personas que están en ese mundo, simplemente tienen que salir de allí y cambiar de vida, pero no nos ponemos a pensar en la difícil situación por la cual ellas están atravesando y que salir no es tan fácil como se piensa.

Pero no todo es drama y sufrimiento. Annie encontró en Jesús el amor que tanto buscaba y deseaba; y esa parte de su historia es la que nos da la solución a este problema. Si ella pudo encontrar redención en el amor de Jesús, ¿por qué no los demás?

En el libro también hay historias similares de otras personas que se vieron afectadas por la industria del sexo de una u otra forma, pero que también encontraron la libertad y el amor en Jesús.

Como nota aparte, Fallen es el seudónimo que ella utilizaba en el pasado; y que antes era fácil ser Fallen y no Annie, porque así podía desprenderse de su identidad y pretender ser alguien más. Sin embargo, cuando llegó a los brazos de Dios, adoptó una nueva identidad como Su hija.

Más allá de ser la biografía de Annie Lobert, este libro ofrece esperanza para todo aquel que crea que no es lo suficiente bueno como para que Dios lo acepte; y para que se dé cuenta de lo equivocado que está, pues Él siempre tiene los brazos abiertos para todos.

Para ver un video con su testimonio: CLICK AQUÍ

Visita la página web de la fundación de Annie Lobert: http://www.hookersforjesus.net/

-Gracias a Netgalley por proveer la copia para esta reseña-

Anuncios