1

6 de cada 10 lectores se ha enamorado de un personaje ficticio.¹

Estás leyendo un buen libro, la trama es interesante y te mantiene lo suficientemente interesado como para querer saber qué pasará a continuación en la historia. Pero entonces, ocurre: Llega un personaje del cual te enamoras por completo.

Por supuesto, estás consciente de que eso no es amor porque el personaje solo existe en el libro y tu imaginación. Sin embargo, no puedes evitar soñar con que sea real. Tal vez por momentos tu mente divague en posibles escenarios que podrías vivir con este personaje, cómo serían sus conversaciones, qué lugares frecuentarían, etc. Para los que no son lectores, tu enamoramiento les parecerá tonto, ridículo y hasta les hará dudar de tu estabilidad mental. Es allí, donde probablemente te preguntes ¿por qué me enamoré de un personaje que no existe?

Ésta es mi teoría al respecto.

En todas las novelas, los personajes atraviesan momentos críticos que a veces los llevan hasta el límite. En estas situaciones, ellos demuestran su vulnerabilidad y su verdadero carácter. Es así como podemos conocer todos los lados de este personaje: la faceta exterior que muestra a todo el mundo, pero también la persona real que es por dentro, incluidos sus más profundos miedos e inseguridades. Es por que ello que cuando este personaje realiza un logro, por más pequeño que sea, el lector sabe el verdadero valor que hay detrás de esta acción.

Éste es un ejemplo:

UNA PERSONA REAL:

Juan no habla con nadie. Es atractivo, pero tiene un mal carácter. Es muy tosco y ofensivo con los demás.²

UN PERSONAJE DE UN LIBRO:

Juan no habla con nadie. Su novia murió y está sufriendo por el dolor que esto le causa. Es atractivo, pero tiene un mal carácter. Está resentido con todos y se siente culpable por lo que ocurrió con su novia. Es muy tosco y ofensivo con los demás. Quiere alejar a todos, porque en el fondo cree que los demás se van a rendir con él, y que nunca volverá a ser feliz.

La razón fundamental por la que un lector se enamora de un personaje literario es debido a que los libros explican la causa del comportamiento de alguien. En la vida real, esto solo se puede saber a menos que una persona abra su corazón ante otra y le permita conocer su verdadero yo. Los libros te enseñan a entender que todos tenemos una historia detrás, y que en nuestro interior podemos ser muy distintos a quienes aparentamos ser por fuera.

En conclusión, el enamoramiento de un lector hacia un personaje ficticio es porque tiene un lazo de empatía con él o ella, que ha sido el resultado de conocerlo (a) a profundidad gracias al libro.

¿Enamorarse de un personaje literario? Ocurre. Lo importante es saber encontrar un equilibrio en la vida y separar la fantasía de la realidad. Los libros están para disfrutarse, juntamente con cada personaje que hay en ellos, pero también es bueno aprender a regocijarse en los detalles de la vida real.

Haz una pausa entre libros. Tu historia de amor puede estar por desarrollarse, y te lo perderás si no estás prestando la suficiente atención.

¹No hay estadísticas. esa cifra es producto de mi imaginación, aunque presumo que no está lejos de la verdad.
²Perfil inspirado en el personaje levi de “Remember” de Ashley Roger
Anuncios